SCORE

Hoy en día, el panorama financiero de muchas pequeñas empresas es muy diferente de lo que era incluso hace unas semanas. Es posible que las empresas que eran prósperas a principios de marzo ahora estén pasando dificultados o estén completamente cerradas. ¿Cómo se mantiene a flote en este entorno y posiciona su negocio para sobrevivir e incluso prosperar en los próximos meses?

A continuación, le ofrecemos algunas sugerencias sobre lo que puede hacer ahora durante la crisis del coronavirus que le ayudarán a garantizar que su empresa tenga un futuro financiero más prometedor.

Evalúe su situación financiera

El primer paso es poner en orden su casa financiera. Necesita saber dónde está su negocio financieramente, cuáles son sus mayores activos y pasivos. Si su empresa está cerrada o haciendo una fracción de su trabajo habitual, este es un excelente momento para tomarse el tiempo de encauzar las finanzas que antes estaba demasiado ocupado para atacar.

Tener una idea de su situación financiera le ayuda a determinar dónde se encuentra, qué tipo de ayuda podría necesitar y cómo puede planificar el futuro.

Compare los registros con la realidad

Una de las principales razones por las que los clientes contratan a profesionales financieros calificados es porque no entienden sus finanzas. Esto es absolutamente comprensible; puede ser complicado mantener registros precisos, especialmente durante los períodos de mayor actividad. A veces, la persona que gestiona las finanzas (que a menudo realiza muchas tareas) no tenía ningún problema con esa tarea cuando el negocio era pequeño, pero a medida que la empresa crece, es posible que sus habilidades financieras no escalen en consecuencia.

Cualquiera sea la razón, cuando examinan sus registros financieros, muchos propietarios de empresas descubren que los registros cuentan una historia diferente a la realidad que los propietarios saben que es verdadera. Si le sucede esto y no entiende sus informes financieros, investigue y descubra dónde están los problemas. Si no puede resolver el problema por su cuenta, es posible que necesite la ayuda de un profesional. Así como un decorador profesional puede imaginar la reconfiguración de sus muebles de una manera que usted nunca consideró, un director financiero profesional puede darle una perspectiva completamente nueva de su panorama financiero.

Clasifique las finanzas adecuadamente

Cuando los negocios están en auge, es fácil tomar atajos al rastrear las transacciones. Por ejemplo, todo lo que se compra para la oficina puede ser etiquetado como "material de oficina" cuando parte de él estaría mejor categorizado como tecnología, mobiliario, etc. Los gastos mal categorizados pueden hacer que se pierdan los gastos que deberían ser reembolsados por los clientes. Tal vez la cantidad sea pequeña. Pero si sigue categorizando mal 27 o 53 dólares, podrían acumularse miles en gastos que está comiendo cuando debería estar pasándolos.

Analice los gastos

Ahora es un buen momento para preguntarse: "¿Por qué hacemos X de esta manera?" A menudo las empresas se atascan en una rutina, haciendo las cosas de la manera en que siempre las han hecho. Pero el mundo está cambiando constantemente. Puede haber un método mejor, una tecnología superior o un servicio más competitivo al que se puede cambiar.

Ahora también es un buen momento para calcular los costos directos frente a los fijos. Probablemente no pueda hacer nada para cambiar el pago del alquiler, pero podría reducir lo que pide a algunos proveedores o cancelar algunas suscripciones. También puede tomarse el tiempo para calcular su "tasa de despilfarro", es decir, la rapidez con la que utiliza los ingresos que obtiene mensualmente.

Otra opción es preguntar a los proveedores si puede cambiar las condiciones de pago. Si les pide plazos de pago más largos, y negocia condiciones más cortas con sus clientes,  le pagarán más rápido y podrá gastar el dinero más lentamente.

Analice cómo lleva los registros: Muchas pequeñas empresas todavía utilizan hojas de cálculo de Excel para hacer un seguimiento de sus ingresos y gastos, pero eso es como utilizar un caballo y un coche de caballos cuando podría estar conduciendo un automóvil. Hoy en día, existen aplicaciones relativamente baratas que realizan el registro de horas y los informes de gastos y automatizan otras funciones financieras. Por lo general, estas aplicaciones se comunican entre sí, por lo que no es necesario transferir datos de una a otra. Si no utiliza estas herramientas, probablemente esté perdiendo tiempo y dinero.

Inscríbase en un préstamo de la SBA: Como parte de la Ley CARES, el Congreso asignó dinero para el Programa de Protección de la Nómina, que otorga préstamos a pequeñas empresas, algunos de los cuales no tendrán que ser reembolsados. Si su empresa se ve afectada por la situación actual, póngase en contacto con su banco y vea si puede solicitarlo a través de ellos, o al menos poner su nombre en una lista de espera. Este programa está diseñado para que el dinero llegue a las manos de las pequeñas empresas rápidamente y los prestatarios no necesitarán sortear muchos de los obstáculos habituales para calificar.

Key Topics

Consejos para poner en orden su casa financiera